Mensaje de Luz

Recibe estos maravillosos y bendecidos mensajes de luz provenientes del Akash Universal. Asistidos por los Maestros espirituales y seres multidimensionales, Solares, cosmicos, asi como de la Gran Madre Gaia

Despertar la Memoria:

Despierta tus poderes olvidados:
Era muy temprano  a la manana, el  Sol comenzaba a asomarse por el hermosos horizonte, el Mar es su calma reflejaba los maravillosos colores dorados, rosas, violetas.
Las cosechadoras se acercaban a su cosecha, y entre oraciones, cantos y risas, entregaban sus delicadas manos, delicados toques a extraer los frutos de su cosecha, frutos y vegetales eran cosechados temprano, porque la energia de ellos resurgia en busca del sol, y era asi como Gaia les habia ensenado a sus hijas, era asi como Gaia alimentaba a los hijos e hijas de las cosechadoras, mujeres fuerte, nobles, de inmensa luz que brotaban de sus delicaadas manos, cuando  algo debia nacer, se solicitaba la asistenia de las cosechadoras, porque en sus manos brotaba el elixir de Gaia en crecimiento. 
Y era asi que las Cosechadoras llevaban sus canastos con las cosechas cuando el sol ya habia salido y las iluminaba en su camino a la aldea. El Sol gustaba de acariciar sus cabellos, ellas eran mujeres alegres, los ninos corrian al recibirlas en los dias de cosecha....los hombres las honraban porque ellas eran las cosechadoras, hijas de Gaia, bendecidas con el Don del Crecimiento y la Union con los frutos que Gaia ofrendaba.
Cuando las cosechadoras llegaban al centro de la Aldea dejaban las canastas  formando un mandala de frutos y verduras, todos cargados con poderosos nutrientes energeticos y es ahi donde daban lugar a las cantoras. Mujeres de mas entrada edad, hijas amadas por el Sol y el Agua, de pieles curtidas por la sal, ellas formaban un circulo alrededor de la cosecha y alzaban sus manos, colocando en posiciones diferentes dependiendo de las claves solares que eran necesarias en los frutos y las verduras y en un viven de danza bajan estos paquetes de energia provenientes del sol, sus movimientos y sus cantos eran repetitivos pero no las posiciones de sus dedos de la mano, subian los brazos y al bajarlo daban un pie hacia atras como en reverencia, era maravilloss verlas con sus vestido blancos.....y asi duraba hasta que el padre sol terminaba su trabajo.
Todo era alegria y aplausos y se repartia en amor lo cosechada por las nochesobles cosechadoras que eran abrazadas y bendecidas por la comunidad.

 

Canalizacion: Indra Cakti.

Recuerdos de mi tiempo en Lemuria

2016